jueves, 4 de febrero de 2010

COMPETENCIA DESLEAL : ETTORE SCOLA ( 2001)


 Umberto es un sastre propietario de una elegante sastrería que está perdiendo clientes a favor de su vecino judío Leone. Su rivalidad profesional les divide, estimulados por sus estrategias y trucos sucios. Sin embargo, sus hijos van juntos al colegio y el hijo de uno y la hija del otro son novios. Todo cambia cuando el gobierno italiano aprueba las leyes raciales contra los judíos en 1938
Poco a poco la condición de enemigos entre ambos va cambiando. Cuando Umberto empieza a ver como le afectan esas nuevas leyes a su vecino, la relación entre ambos toma otro cariz.
Las injusticias no gustan a todo el mundo y menos cuando se deben al color de la piel u a pertenecer a una religión determinada.
Ettore Scola lo borda, da un tratamiento al tema cercano, tan cercano que tras ver la peli,  nos sentimos identificados con los protagonistas.
la secuencia final de la película no tiene desperdicio, ese carricoche cargado de bártulos y de una familia completa sin futuro, me dejó sin palabras.
Sergio Castellito( "El hombre de las estrellas") y Diego Abatantuono ( "Mediterráneo") están espectaculares.
He tenido la fortuna de ver esta peli gracias a la colaboración de unos nuevos amigos más que interesantes que me he echado.
Gracias

Una verdadera joya 

4 comentarios:

LU dijo...

Me encantó y he disfruté con esa rivalidad y con escenas como la visita de Umberto a Leone cuando está en cama “enfermo”. Los niños al otro lado de la pared les oyen reírse a carcajadas y comentan que al fin han crecido.

ortiga70 dijo...

Si Lu, la peli está llena de escenas entrañables,la que comentas es una de ellas(¡hay que ver el detalle del cigarrillo encendido dentro del cajón!)....Jajaja!
Saludetes amiga!

ethan dijo...

Ni idea de esa peli. Y mira que me gusta Scola con esa "Jornada Particular" o "La Terraza". La apunto.
Por cierto que buena "El Hombre de las Estrellas". Los italianos saben mejor que nadie hacer este tipo de tragicomedias.
Un abrazo!

retje_robar dijo...

Vuelvo por estos andurriales.
Ya veo que no descansas!
Que de trabajo atrasado tengo. Voy ahora mismo a encargar varios pares de gafas a ver si me cunde más.
Como siempre da gusto leerte y aprender de ti.