domingo, 8 de junio de 2008

FANNY Y ALEXANDER:(1982) IGMAR BERGMAN


Hoy, un día de Domingo soleado y tranquilo,(al fin el viento nos dio una tregua en la Bahía de Cádiz), va a ser mi día escogido para hablaros un poco de el más grande cineasta que Europa ha dado en toda su historia.

Esta inquietante película fue su gran testamento y colofón a una serie de obras extraordinarias.


Narra la historia de dos niños cuya madre enviuda, casándose más tarde con un pastor que trata a los pequeños como sus prisioneros con una dureza y crueldad extremas.


La puesta en escena es espectacular. El domicilio habitual de los Ekdahl: rojo, confortable y recargado; la casa de obispo: austera , seca,carcelaria..un nido de víboras; la casa de verano: blanca y repleta de bordados; la vivienda del Judío(atención a este personaje)mágica y oscura...

El inconmensurable Bergman es el director europeo que sabe tratar con mayor profundidad las grandes cuestiones humanas, los grandes sentimientos...

Esta película es una joya, un diamante de mil quilates en los límites de la realidad. Un regalo para los sentidos.

OBRA MAESTRA ABSOLUTA. Me lanzo a tus pies sin dudarlo un segundo.

¡Que grande eres Igmar Bergman!

1 comentario:

Amelie dijo...

Esta la tengo pendiente de ver...