lunes, 11 de mayo de 2009

SCARFACE, EL TERROR DEL HAMPA : HOWARD HAWKS (1932)

Ayer tuve la suerte de encontrarla en un rincón de la red. En veinte minutos, ya la tenía en mi poder. Cené temprano, ansioso de cine negro en estado puro........... y no, no me defraudó en absoluto, todo lo contrario, me ha parecido una de las mejores películas del género. Incluso he encontrado muchas similitudes con una obra posterior que tengo encumbrada: "Al Rojo Vivo", de Raoul Walsh.
Había oído hablar mucho de ella tras el estreno del remake de Brian De Palma (muy buena, por cierto).

Tony Camonte
(Paul Muni) es un matón sin escrúpulos que quiere prosperar pronto en el mundillo a base de manejar " la freidora" como nadie. En poco tiempo, tras cargarse a un famoso gánster de la zona Sur, alcanza un puesto importante junto a Johnny Lovo, el jefe de esa parte de la ciudad.
A partir de este punto, Camonte comienza su meteórica carrera hacia el poder absoluto........

La película lo tiene todo: Policías que son auténticos sabuesos, hampones malos malísimos, femme fatale, madre italianísima, hermana precoz ávida de nuevas experiencias.....y hasta sale Boris Karloff en un pequeño papel que borda (como siempre).

Captures:






De nuevo, no tengo más remedio que decir : OBRA MAESTRA ABSOLUTA

7 comentarios:

retje_robar dijo...

Saludos.

Hace tiempo que estaba perdido, pero no ando lejos.
Paso a saludar y me voy, pero que sepas que tu blog me parece simplemente genial.

ortiga70 dijo...

Vaya!!....Y yo que te hacía perdido por el metro...

Muchísimas gracias y un abrazo amigo!

ethan dijo...

De esta peli me sorprende su realismo en algunas secuencias y la relación incestuosa; todo esto seria muy fuerte para la época. Por lo visto obligaron a Hawks a incluir en el inicio una parrafada para que la gente no se llevara una impresión equivocada y sintiera simpatía por "el malo" (un Al Capone de la vida).
Sensacional!
Saludos!

ortiga70 dijo...

Efectivamente Ethan, la parrafada sale al principio de la peli.
Al Capone es la virgen María al lado de Toni Camonte, como se las gastaba el colegui!

Me alegro mucho que te haya gustado tanto como a mi.

Saludos desde la bahía de Cádiz

Dani dijo...

¡Otro clasicazo inmortal!

Vivian dijo...

Me alegra descubrir que la parrafada moralizante del principio no fue idea suya, porque es lo único que me chirría de esta película, que, coincido contigo Ortiga, es una absoluta obra maestra.
A mí también me llamó la atención lo adelantada a su tiempo que es en muchos aspectos, en especial en el tratamiento de los personajes femeninos, me viene ahora a la mente el bailecito de la hermana frente al amigo inseparable de Tony, y la relación incestuosa entre Tony y la hermana, que lejos de sutilezas, queda bastante patente, recalcada, en ese final tan a lo Bonnie and Clyde.
Me alegra que la traigas a tu blog y nos des la oportunidad de recordarla y comentar sobre ella.

Un beso

ortiga70 dijo...

Lo que me alegra a mi, Vivian, es que un día decidieras ponerme un comentario en aquella película de Dreyer.......


Besos y gracias por tus comentarios siempre tan certeros, como la pistola de Tony Camonte ;)