lunes, 20 de abril de 2009

ONIBABA : KANETO SHINDÔ (1964)


Una mujer y su nuera viven en un inmenso carrizal, escondidas como culebras venenosas, acechando a todo guerrero desperdigado que ose pasar cerca de sus dominios. La asusencia prolongada del hijo por la guerra unido a la necesidad imperiosa de sobrevivir, las han trasnformado en unos seres atroces y despiadados. En muchos momentos de la cinta, parecen animales salvajes. Matan sin escrúpulos para robar las armaduras de los soldados y vendérselas a un viejo carcamal que les paga con mijo.
Hachi, un ex habitante del carrizal y compañero del hijo de durante la guerra, vuelve inesperadamente......
Y hasta aquí voy a contar, como todas las película que posteo, si queremos descubrir la esencia, tenemos que concentrarnos un poco y mirar más allá.
Para muchos, una Joya del Pyscho japonés, para mi, una crítica descarnada a la maldad humana.
El horror de la guerra visto desde una perspectiva terrorifica.
Voy a poner unos captures para ir entrando en ambiente, y , si a alguíen le llama la atención que me lo diga y se la proporciono en un pis - pas.
Captures



SUPER RECOMENDADA

4 comentarios:

Vivian dijo...

Entre tus palabras y los captures consigues transmitir lo siniestro de la película, dan miedo, y, es cierto, más que personas parecen animales al acecho de su presa.
Desconocía la película, pero me parece muy interesante, gracias por descubrírmela.

Un beso

ortiga70 dijo...

Es terrorífica Vivian, pero merece la pena verla. Me ha dejado impactado

Oye, ya me he leído el primer tomo de La Montaña Mágica...Hans Carstrop y el resto de personajes me tienen absolutamente fascinado. Gracias a tí estoy disfrutando de uno de los libros mas bonitos que he leído en mi vida.
Thanks a Lot!!

Sonu Kumawat dijo...

La verdad es que después de verla, porque pienso verla, pero contigo,tendré pesadillas, pero me ha despertado la curiosidad!!Vaya facciones tétricas!!El color blanco y negro acentúa de mala manera!!!

bela dijo...

Me la apunto, Ortiga. Pero te aviso que soy mas bien miedosa. Aunque al cine nipon no puedo resistirme...aunque sea de mieeedo.
Besos