sábado, 21 de febrero de 2009

PICKPOCKET: ROBERT BRESSON (1959)

Michell es un ser atormentado por la soledad y su propio inconformismo ante la vida. La idea de convertirse en un carterista profesional hace mucho que ronda por su cabeza. Un día decide dar el paso y emprender un nuevo camino como forma de expresar sus sentimientos.
He visto muchas maneras de contar una historia de amor, pero desde luego la forma en la que lo hace Bresson es algo único, irrepetible y, sobre todo, hermosa.
Un ejercicio minimalista lleno de belleza, sensibilidad y crítica.
La iluminación y el blanco y negro hacen el resto.
Como anécdota mencionaré que el director se valió de un carterista profesional a la hora del rodaje.
Especial inadaptados

CAPTURES:





OBRA MAESTRA

2 comentarios:

Vivian dijo...

Es curioso, es la segunda vez en poco tiempo que leo sobre esta película. Me gustó especialmente lo de que es una forma diferente de contar una historia de amor.
Otra para mi lista de pendientes, espero verla en breve, aunque no prometo nada, que últimamente se me están acumulando.

:)

ortiga70 dijo...

Lo es, te lo aseguro....y por lo poco que te conozco, creo que te va a gustar muchísimoooo.

Para mi es un auténtico lujazo que hayas aterrizado por aquí.

:)