lunes, 13 de julio de 2009

ATRACO PERFECTO: (1956) STANLEY KUBRICK


Cuando eres un perdedor estás condenado a que todo te salga mal.
Atraco Perfecto es una historia de perdedores magistralmente rodada en la que el grandullón Sterling Hayden hace el papel de su vida.


Me encantó cuando la vi hace la tira de años y me volvió a encantar el sábado, cuando se la puse a mi sobrino en mi viejo VHS para que vaya aprendiendo algo, por que el pobre está atrapado por la cultura basura que hoy en día nos domina desafortunadamente.
Por cierto, a mi sobrino le gustó mucho, aunque antes le puse El Bosque Petrificado de Archie Mayo, con Leslie Howard, Bette Davis y Humphrey Bogart....... Demasiado para un chaval de dieciséis años mal acostumbrado.....

La escena del final me encanta, cuando los dos polis apuntan a la vez desde diferentes puertas.


Una de las pelis de la que nuestro amado Tarantino bebió hasta emborracharse al hacer Resevoir Dogs.
Esta joya del cine tiene muchos aspectos dignos de ser tratados en profundidad, por eso me callo y dejo paso a mis excepcionales comentaristas que seguro me sorprenden con sus siempre acertadas opiniones.
Poco más que añadir ante un clasicazo como éste, bueno si, one more thing:
Capté el mensaje Stanley, yo jamás dejaría de aceptar una herradura de la suerte de manos de un hombre agradable ........


OBRA MAESTRA

5 comentarios:

retje_robar dijo...

Sencillamente genial!

Y tu sobrino no se quejó porque la peli fuera en blanco y negro? Porque conozco unos cuantos casos que por el simple hecho de que la peli sea en blanco y negro ya no les gusta. Pobres! No saben lo que se están dejando en el camino.

bela dijo...

Una obra maestra, desde luego. No sé por qué pero esta peli me recuerda a Huston al que tb le gustaban mucho los perdedores tienen mas encanto que tanto héroe de esos que tanto se llevan ahora en el cine.
Besos

Vivian dijo...

Cierto que “Atraco Perfecto” recuerda a “La Jungla de Asfalto”, no sólo por Sterling Hayden, sino por ese ambiente de perdedores fuera de la ley en el que se mueven los protagonistas, en ese tratamiento que les dan ambos directores consiguiendo que el espectador se ponga del lado de los protagonistas, aún siendo delincuentes, y desees con todas tus fuerzas que al final las cosas les salgan bien.
De todas maneras yo me quedo con la de Kubrick, y con ese perrito tocapelotas, no sé por qué motivo pero es una de las primeras cosas que viene a mi memoria cuando recuerdo esta película.

Un beso

ortiga70 dijo...

El perrito es el colofón, pero yo pienso que desde el principio se masca la tragedia con todos y cada uno de los personajes: Todos hacen lo que no deben, unos beben, otros hablan demasiado, otros se pasan de listos.....
En cuanto a la similitud con La Jungla de Asfalto, apuntaré que seis años antes de emprender el rodaje de “Atraco perfecto”, Kubrick había quedado impresionado con la estructura narrativa de “La jungla de asfalto” (John Huston, 1950), y con lo sumamente atrapante de su argumento. Con la colaboración de Jim Thompson, pues, adapta al novela de White y se lanza al rodaje, contratando para el papel principal a Sterling Hayden, protagonista también de la citada película de Huston.

Vivian tienes razón, yo tb queria que el atraco saliera bien y "los malos" triunfaran por una vez, pero hija, no pudo ser...
Nada ni nadie puede cambiar nuestro destino.

Y no, mi sobrino no se quejó de que la peli fuera en blanco y negro. aunque creo que el pobre no tiene remedio, ayer se tragó Gigoló 2...XDDDDD

Saludo a todos!

bela dijo...

Desde luego que ambas peli se parecen pero yo me referia, mas bien, a los heroes presentados por Huston en todos sus filmes. Siempre perdedores porque a él le gustaban los perdedores y tendría ese sentido amargo de la vida que se respira en el buen cine. Como pasa en 'el tesoro de sierra madre'; 'la jungla de asfalto';'el hombre que pudo reinar';'la noche de la iguana';incluso la maravillosa adaptación de 'Dublineses' de Joyce; y como ejemplo perfecto 'Vidas rebeldes'. ¡Que mayores perdedores que unos vaqueros desfasados!.
Besos para los dos