miércoles, 4 de marzo de 2009

LAS TRES LUCES : FRITZ LANG (1921)


Podría haber escogido Los Sobornados, Encubridora, Perversidad, La Mujer del Cuadro (Joan Bennet - Edward G Robinson, los adoro!!), El Doctor Mabuse.....
Me he decantado por Las Tres Luces por tres motivos:
Es una obra maestra
Es su primera película
El tema tratado me interesa muchísimo.
Un siniestro y misterioso hombre llega a un pequeño pueblo para comprar una gran extensión de terreno junto al cementerio.Tras sobornar a los ricos de turno( el alcalde, el médico, el notario, el cura) consigue su propósito.


Para sorpresa de todos, el huesudo personaje construye un enorme muro sin puertas conocidas para los mortales.
La genialidad de Fritz Lang no conoce límites. En esta película hace todo un alarde de lo que debe ser el buen cine de ciencia - ficción. La iluminación y la escenografía son sublimes
Tres historias, Tres Luces, un destino, espíritus, magia, la vida, la muerte.....
Es muda, pero... ¿para qué tanto diálogo?
Os dejo con los captures para ir entrando en ambiente





PARA CINÉFILOS

6 comentarios:

Vivian dijo...

He visto todas las que mencionas, todas menos… menos justamente ésta. Y me alegra que sea así, porque esta vez conseguiste no sólo despertar mi curiosidad sino dejarme intrigada, tus palabras sobre la película, las inquietantes escenas… Ideal para un día de tormenta jeje.
Me gustó especialmente esta entrada.

:)

Sonu Kumawat dijo...

A mí también,pero...qué pasa más adelante??Me la tienes que contar porque yo estas pelis si las veo despues no duermo...jejejeje...

ortiga70 dijo...

Y yo he conseguido justo lo que pretendía, que es ni mas ni menos que despertar el interés de alguien....Jejeje

:)

ortiga70 dijo...

Sonu, ésta te la paso cuando quieras...

Mil besos

ethan dijo...

Una verdadera joya.
Me gustan todas las historias, pero en especial la que da forma a todo el conjunto. Todas con el mismo actor que representa a esa dama que esperemos tarde en llamar a la puerta.
Saludos!

Anónimo dijo...

Gracias, gracias. Estupenda elección; una joyita. Pero también una elección lógica y coherente... en un amante del divino Bergman.
Me has animado a volver a verla.
Un saludo a tod@s.
Alfonso